¿Los vídeos caseros son obras de carácter intelectual con idéntica protección que los largometrajes cinematográficos?

21 jun

Según la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, la American Film Institute, y el British Film Institute  se denomina largometraje a una película que es una obra de arte cinematográfica que emite una historia de manera audiovisual, por medio de una secuencia de imágenes y sonidos, y que por lo general se basa en un guión, en la que los personajes pueden o no, ser interpretados por actores. No se distingue el material sensible en el que se han impreso las imágenes ni tampoco el medio en el que se reproduce, como podría serlo una sala de cine, un televisor o una computadora, con duración de setenta minutos o superior. Actualmente tienen un promedio de noventa minutos, como podemos notar que hacen la mención de que por lo general se utiliza un guion, es decir que no es un requisito para poder realizarlo, y que los personajes pueden o no ser actores, por lo tanto si realizamos un video casero tendremos una creación expresada mediante una serie de imágenes asociadas, con o sin sonorización incorporada, que esté destinada esencialmente a ser mostrada a través aparatos de proyección o cualquier otro medio de comunicación de la imagen y de sonido, independientemente de las características del soporte material que la contiene. Se entiende que tanto los largometrajes cinematográficos como los videos caseros entrarían dentro del concepto de obra audiovisual.

El nivel de protección de los vídeos caseros y largometrajes cinematográficos depende de los elementos de originalidad ya que es como la condicionante fundamental para ofrecer la protección a cualquier obra intelectual. Sin embargo, la originalidad siempre ha representado una imprecisión jurídica ante la falta de conceptualización exacta por parte de leyes internacionales y nacionales. Ante tal circunstancia siempre es recomendable asistirse de ciertas autoridades: el glosario de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI/WIPO) indica que la originalidad en relación a un trabajo significa que es de la propiedad del autor, que es de su creación y que no ha sido producto de la copia parcial o total de otro trabajo. Es decir, la originalidad, es un requisito de la ley en cuanto a la composición de los contenidos, así como su expresión; dejando de lado la protección de las ideas.

Ahora bien, no puede decirse que este concepto es amplio y que cubre todas las perspectivas de los diferentes sistemas judiciales, por lo que es importante tomar en cuenta las diferencias básicas entre ellos. De este modo se tiene que el common law define la protección autoral desde un punto netamente económico. Por el contrario, el civil law no sólo parte del reconocimiento de dicha prerrogativa económica, sino que también toma como objeto de protección su forma de expresión (la personalidad del autor) que en otras palabras, el civil law tiene un alcance relativamente mayor de protección en comparación con el common law, hecho que se refleja en el concepto “derecho de autor”. Pero independientemente de estas perspectivas la protección autoral en ambos casos obedece al deseo de incentivar a los autores para que continúen con su labor.

A pesar de estas ideas no se puede decir que existe un concepto de originalidad universalmente aceptado y en conclusión carece de valoración objetiva según la ley, por lo tanto dependería de cada caso y de las valoraciones subjetivas de algunos jueces, de un punto a favor de CREATIVIDAD.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: